HomeBlog
¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web?
¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web?
02 May, 2022
¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 9

Conozca la evolución de la Web 1.0 y la Web 2.0 y lo que se espera para su próxima etapa, la Web 3.0.

A lo largo de la última década ha ido creciendo el consenso en torno a la idea de que el funcionamiento actual de Internet es obsoleto y necesita una nueva evaluación. Las empresas recopilan superficialmente datos de los usuarios sin su consentimiento, censuran y manipulan la información, y abusan de su poder e influencia en más de un sentido.

Algunos gobiernos ya están tomando medidas para imponer límites a estas empresas y limitar su dominio sobre los usuarios de Internet. Ese es el objetivo del Reglamento General de Protección de Datos europeo, por ejemplo. Sin embargo, estas normativas aún no son mundiales, y sería necesaria una transformación más amplia para hacer de Internet un lugar más seguro para todos. Ésa es la promesa de la Web 3.0, que utilizará la tecnología blockchain para ofrecer interacciones en línea más eficientes y seguras.

En este artículo, repasaremos las principales fases del mundo digital y comprenderemos lo que la industria tiene en mente para la próxima Web 3.0.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 10

¿Cuál es la diferencia entre Web 1.0, Web 2.0 y Web 3.0?

-
*chart*
-

La Web o World Wide Web es el principal mecanismo de recuperación de información de Internet. Desde su desarrollo inicial en los años 90, muchas versiones de Internet fueron evolucionando con el paso del tiempo.

Durante décadas, la Web ha crecido y adquirido nuevos conceptos, los sitios web han desarrollado infinitas posibilidades, y pronto los usuarios empezaron a utilizar infraestructuras completamente distintas sin ni siquiera darse cuenta. Nunca hubo un cambio brusco entre una era de la Web y otra, y es poco probable que ocurra de ahora en adelante.

Lo que distingue una etapa de Internet de otra es la tecnología que hay detrás de las conexiones web, las posibilidades y los propósitos. A lo largo de los siguientes párrafos, aprenderás lo que significó cada era Web y qué puedes esperar para el futuro.

¿Qué fue la Web 1.0?

La aparición de los navegadores web a mediados de los noventa marcó el comienzo de la era de la Web 1.0. Esta era de sitios web estáticos procedentes de servidores físicos fue el antecedente de los contenidos altamente pulidos que se esperan ahora.

¿Para qué se utilizaba principalmente la Web 1.0?

La producción de contenidos estaba aún en sus inicios, y los clientes tenían pocas opciones de aplicaciones interactivas. Predominaban las páginas web personales, consistentes en sitios estáticos alojados en servidores web gestionados por ISP o proveedores de alojamiento gratuitos. A diferencia de hoy en día, en aquella época estaba prohibida la publicidad en los sitios web mientras se accedía a Internet.

Los datos de los sitios se guardaban en servidores en sistemas de archivos y a menudo se suministraban en su forma original. Esta característica obligaba a los administradores de la web a rediseñar las páginas existentes y a añadir otras nuevas para incorporar enlaces. Se utilizaban tablas para alinear el contenido, los sitios no eran adaptables y con frecuencia mencionaban la resolución necesaria para que todo el material se abriera correctamente.

Además, no todos los sitios eran compatibles con todos los navegadores, por lo que los administradores web mostraban insignias con los emblemas de los navegadores que funcionaban bien con el recurso.

La Web 1.0 en pocas palabras: 

Tuvo lugar entre 1991 y 2004.

Sitios web de sólo lectura con poca interacción y automatización.

Poco compromiso del usuario con el contenido publicado.

Diseño web primitivo y limitado.

Contenido publicado y controlado por administradores web.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 11

¿Qué es la Web 2.0?

La Web 2.0 comenzó supuestamente entre 2004 y 2005, y el volumen de sitios web aumentó más rápidamente, y las páginas empezaron a mostrar posibilidades y características diferentes a las de las primeras publicaciones. Durante las dos últimas décadas, la interactividad en línea, las redes sociales y los contenidos generados por los usuarios han suplantado a los estériles sitios web de la Web 1.0.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 12

¿Cuáles son las principales características de la Web 2.0?

Esta nueva era de Internet permite que el material generado por los usuarios sea visto por millones de personas de todo el mundo en un instante, y ese alcance sin precedentes ha provocado una explosión de esta forma de contenido en los últimos años.

Ofrece autorización generalizada y la posibilidad de crear una cuenta en casi todos los sitios. A cambio de la facilidad y la capacidad de acceder a los recursos, los usuarios empezaron a ceder sus datos libremente y a aceptar la recopilación de datos. En el otro lado, las empresas pueden beneficiarse de todos esos datos gratuitos vendiéndolos a agencias de publicidad o creando anuncios por su cuenta.

La Web 2.0 también ha visto el auge de las funciones sociales, con un número creciente de recursos que permiten a los usuarios hablar entre sí, intercambiar mensajes y hacer llamadas telefónicas, acelerando la globalización.

La apariencia de los sitios web también ha mejorado, haciéndose más sencilla pero no menos informativa. Se ha hecho más accesible codificar y diseñar una página, por lo que en la Web 2.0 predominan los patrones. Los sitios también se han vuelto adaptables, con la misma puerta de entrada en línea que se abre tanto en un ordenador de sobremesa como en un smartphone.

La Web 2.0 en pocas palabras:

Los usuarios pueden crear contenidos en línea.

Los sitios web son más bonitos y fáciles de navegar.

Los datos de los usuarios se han convertido en una mercancía para los vendedores, y los usuarios tienen poco control sobre sus datos.

Las características sociales de la Web han evolucionado y se han convertido en parte de la vida de los usuarios.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 13

¿Qué es la Web 3.0?

La Web 3.0 es la siguiente fase en la evolución de Internet, y se basa principalmente en los ideales fundamentales de descentralización, apertura y mayor utilidad para el consumidor.

Esta nueva era está aún en sus inicios, y deben producirse más avances tecnológicos para que se imponga por completo. Sin embargo, la mayoría de los entusiastas ya vaticinan que la Web 3.0 resolverá muchos problemas de la Web 2.0, especialmente en lo que se refiere a la recopilación y uso de los datos de los usuarios.

¿Cuáles son las principales características de la Web 3.0?

El concepto central de la Web 3.0 es la descentralización, posible gracias a la tecnología blockchain. Los datos se distribuirán entre los usuarios en lugar de almacenarse en un único servidor. Todas las interacciones serán transparentes, ya que los usuarios podrán acceder a los datos procesados y almacenados en redes blockchain, lo que redundará en una navegación web más honesta y segura.

Algunos líderes del sector también afirman que esta será la era en la que daremos el siguiente paso con la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Los algoritmos inteligentes seguirán ayudando a los usuarios a descubrir la información que necesitan en Internet. Estas tecnologías también desempeñarán un papel importante a la hora de allanar el camino hacia el metaverso, un entorno generalizado que integrará los mundos físico y digital.

La Web 3.0 en pocas palabras:

La tecnología Blockchain ofrece descentralización y una nueva forma de tratar los datos.

El metaverso y la integración de las realidades física y digital.

Inteligencia artificial avanzada.

Consolidación de los sistemas financieros digitales.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 14

Cómo invertir en la Web 3.0

Además de allanar el camino para la próxima revolución tecnológica, las redes blockchain son también la base para que funcionen las criptomonedas y sus proyectos derivados. Una buena forma de invertir en la Web 3.0 es a través de proyectos basados en criptomonedas.

A medida que crezca el uso de blockchains y criptomonedas, también lo hará la adopción de la Web 3.0. Ya es posible observar la aparición diaria de nuevos descentralizados, la solidificación de las finanzas descentralizadas y la popularidad de los tokens no fungibles.

Al comprar criptomonedas o invertir en proyectos basados en blockchain, un inversor está ayudando realmente a desarrollar la Web 3.0. En la plataforma BullPerks, ofrecemos diferentes oportunidades de inversión en criptomonedas para que se suba a bordo de esta nueva aventura tecnológica.

Con BullPerks, puede ganar al apostar y cultivar sus tokens BLP o ganar alguna asignación de tokens invirtiendo en nuestros proyectos de Oferta Inicial de Monedas. En cualquiera de los dos casos, entrará en el mundo blockchain a través de una plataforma segura y legítima, al tiempo que amplía su cartera de inversiones personales.

Principales aplicaciones de la Web 3.0 

La Web 3.0 es la última iteración de la web y se caracteriza por una mayor atención a la privacidad del usuario, la soberanía de los datos y una mayor descentralización. Además de sus características de seguridad mejoradas, la Web 3.0 también incorporará tecnologías más avanzadas como el aprendizaje automático, los tokens no fungibles (NFT), el Metaverso y las criptomonedas. ¿Qué son los ejemplos de la Web 3.0? ¡Descúbralos!

Aprendizaje automático

El aprendizaje automático (AM) es una potente herramienta que puede analizar grandes cantidades de datos de forma rápida y precisa para hacer predicciones o inferencias sobre comportamientos futuros.

La tecnología implica algoritmos entrenados utilizando grandes conjuntos de datos para reconocer patrones en los datos que luego se pueden utilizar para hacer predicciones o tomar decisiones sin ninguna aportación humana adicional.

El ML se ha utilizado en diversos sectores, desde el comercio minorista a la sanidad, y sus aplicaciones en la Web 3.0 tienen el potencial de revolucionar la forma en que interactuamos con los sitios web y las aplicaciones en línea.

Fichas no fungibles (NFT)

Los tokens no fungibles (NFT) son activos digitales que representan la propiedad de un artículo o activo único, como una obra de arte o un objeto coleccionable. Los NFT se almacenan en libros de contabilidad descentralizados como blockchain, lo que los hace verificables, seguros e inmutables, permitiendo transacciones sin confianza entre comprador y vendedor en la plataforma Web 3.0.

Metaverso

El Metaverso es un ambicioso proyecto que pretende crear un mundo virtual en el que los usuarios puedan interactuar con objetos digitales utilizando sus propios avatares y aprovechando al mismo tiempo las características de seguridad de la tecnología blockchain. El Metaverso utiliza NFT como unidad de cuenta para comprar y vender activos digitales dentro de su ecosistema, lo que permite a los usuarios poseer bienes inmuebles virtuales y otros objetos digitales de forma permanente dentro de esta red distribuida.

Criptomonedas

Las criptomonedas son otra de las principales aplicaciones de la Web 3.0, ya que permiten a los usuarios enviar dinero de forma rápida y segura sin depender de los sistemas bancarios tradicionales ni de autoridades como los bancos centrales o los gobiernos.

Las criptomonedas utilizan la tecnología blockchain, que proporciona un registro transparente de todas las transacciones a través de su sistema de libro mayor distribuido, al tiempo que mantiene la privacidad mediante técnicas de cifrado como las pruebas de conocimiento cero (zk-SNARKS). Esto permite transacciones sin confianza entre dos partes sin tener que depender de intermediarios como bancos o procesadores de pagos para su verificación.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 15

Conclusión

La World Wide Web ha recorrido un largo camino hasta convertirse en lo que es hoy, y ya está dando muestras de que está a punto de volver a evolucionar en breve. La Web 3.0 es cada día más real, y es el mejor momento para invertir en ella mientras las oportunidades siguen siendo frescas y recurrentes.

Supongamos que le interesa la Web 3.0 en general. En ese caso, también debería sentir curiosidad por términos como la web semántica, la inteligencia artificial, la web descentralizada, los contratos inteligentes, la world wide web, la realidad aumentada, los datos almacenados, los motores de búsqueda, los activos digitales o físicos, la realidad virtual, los datos propios, la computación de borde, las plataformas de medios sociales, páginas web estáticas, procesamiento del lenguaje natural, servidores centralizados, computación distribuida, datos en línea, web del futuro, big data, organizaciones autónomas descentralizadas, redes peer-to-peer, web social, una red descentralizada y sus características clave, tecnología de aprendizaje automático, web real, web semántica, etc.

¿Será la Web 3.0 el futuro de la Web? 16

¿Le gustaría empezar a invertir en los criptoproyectos de mayor impacto con BullPerks? ¡Aprenda cómo en este completo tutorial!

Descargo de responsabilidad. Este material no debe interpretarse como base para tomar decisiones de inversión ni como recomendación para participar en operaciones de inversión. El comercio de activos digitales puede implicar riesgos significativos y puede resultar en la pérdida del capital invertido. Por lo tanto, debe asegurarse de comprender plenamente el riesgo que implica, tener en cuenta su nivel de experiencia, sus objetivos de inversión y buscar asesoramiento financiero independiente si es necesarioz

More articles on this topic